APRENDIENDO DE LOS INCIDENTES

El desarrollo de un proceso eficaz de “aprender de los incidentes” no solo es una herramienta fundamental para administrar los riesgos, sino que es imprescindible para evitar la “repetitividad de la ocurrencia de eventos indeseados” permitiendo a una organización desarrollarse en un entorno controlado, con mínimas desviaciones que impacten los objetivos de negocios. Nuestro servicio sigue principios metodológicos, automatizados y gráficos constituyendo garantía para disminuir los riesgos y dar lugar a los cambios conductuales, del entorno del trabajo y organizacionales.